7/9/08

Battlestar Galactica ... What the Frak!


Con mucho retraso (es lo que tiene el trabajo) he podido acabar de ver la mitad de la cuarta temporada de Galactica (esta temporada la dividieron en dos, ya que es la final y querían darlo TODO, sin prisas), y he de deciros que es lo más increible que se ha realizado para televisión ... jamás.
Para aquellos que hayáis seguido la serie día a día no os sorprenderá tal afirmación, el resto podéis tildarme de freaky (y tendríais razón), pero haríais bien en dejar vuestras presunciones a parte y darle una oportunidad a esta obra maestra televisiva.

Esta serie, por si no lo sabéis, es una revisión profunda de una que se emitió hayá por 1978 que, admitámoslo, era un esfuerzo muy cutre para subirse al carro de La Guerra de las Galaxias (con Fénix del Equipo A como el piloto pendenciero Starbuck).

Pese a todo, esta serie original se ganó una respetable base de fans, que logró veinticinco años después la emisión de dos episodios piloto (Battlestar Galactica the Miniseries) que funcionaron muy bien a nivel de audiencias consiguiendo sacar una primera temporada adelante.


Una breve sinopsis de la trama: la humanidad ha sido atacada por unos robots llamados Cylon, que fueron creados por el hombre pero se revelaron y desaparecieron; volviendo veinticinco años después y aniquilando los planetas de las "Doce Colonias" humanas y la práctica totalidad de la flota espacial salvo unas pocas naves y la "Estrella de combate" Galactica comandada por el Almirante Adama, que logran escapar a duras penas...
...durante dicha huida se enfrentan numerosas veces a la flota Cylon y a aquellos espías infiltrados entre los humanos (por que sí, hay cylon con aspecto y comportamiento humano) para descubrir que existe una decimotercera colonia perdida, la Tierra.


Pese a su envoltorio sci-fi (o gracias a él) la serie trata más de las relaciones humanas que de rayos láser (como la mejor ciencia ficción), habiendo incluso quien opina (y yo lo comparto) que esta serie tiene más de "El Ala Oeste de la Casa Blanca" que de "Star Trek". Otra cosa que me gusta mucho es que desde el principio, LA SERIE TIEN UN FIN, una meta, un final marcado que evita que las tramas se eternicen y que salgan muchos episodios de relleno.
¡Esto es tan grande en el panorama televisivo actual! que tan sólo se comprende al saber que es una coproducción británica y canadiense, así que, no adolece del espíritu hollywodiense de "ordeñar la vaca hasta que explote" (que ya sufrimos en Expediente X, Prison Break, Buffy y otras tantas).
De hecho pese a no ser yankee, EN NINGÚN MOMENTO se nota una falta de presupuesto, ni en el vestuario, ni en la ambientación ni en los efectos especiales (siendo probablemente los mejores ofrecidos hasta la fecha, por encima de muchas pelis actuales).


Os lo cuento ahora, por que la segunda mitad y cierre de esta "Final Season" se emitirá a partir de enero de 2009, así que si no habéis visto nunca la serie, ES UN BUEN MOMENTO PARA EMPEZARLA DESDE CERO y poder enganchar directamente con los últimos diez episodios (se me pone la carne de gallina sólo de pensarlo).

Y si no me hacéis caso a mí hacerselo a Josh Whedon (Firefly, Buffy the Vampire Slayer), que esto es lo que opina de la serie:
I'll sit down, and then that's more entertainment, more twists, more unsuspected humor, humanity, more shocking-like extraordinary storytelling that I've ever seen, that was a great episode .... and then they run the opening credits!


O a Dwigth (de The Office):