7/8/08

The World Needs a Hero - 6ª entrega: RAGOT


La historia es antigua, y recientemente revisitada, pero, por petición expresa de nuestro lingüista (sin segundas) DCFistan, añado esta historia para engrosar la sección, introducir este espeluznante relato a los neófitos y refrescar la memoria a los viejófitos.
La historia narrada para la radio la podeis oir en este vídeo:

Y para nuestros lectores políglotas incluimos enlaces para poder disfrutar de la noticia en inglés y en francés.

Obviamente espero que todos estemos de acuerdo en que el héroe de esta historia no es ni Erik Tomaszewski ni Andrew Farnum, "Kiki"... desde aquí mandamos un recuerdo emocionado a Ragot, que realmente es el único en la historia que no tuvo ni opinión ni elección en el desarrollo de los hechos. ARMAGEDDON!

4 comentarios:

shaamehd dijo...

Hay que decir que Ragot no es un hamster sino un gerbo, cosa que Kiki agradeció sin duda, y además la historia tiene más gracia (no se por qué, pero la tiene)

zero dijo...

¡kiki seguro que percibió la diferencia mientras Ragot le partía el tabique nasal!

dcfistan dijo...

como me descojono cada vez que me lo imagino. El horror, el horror

Anónimo dijo...

Es taaaaaaaaaaaaan bueno!
Es cierto que es un gerbo (en la versión en inglés lo dicen!) que tiene más gracia...

No sé, seguro que se puede hacer un corto en primera persona del gerbo. Me imagino: te cogen del rabo, te meten en un tubo de cartón, donde no hay luz a final del túnel. Como es cartón liso, te resbalas y no tienes donde agarrarte, por lo que caes. te agarras como puedes a algo más blandito, pero no puedes salír. Ves una luz por donde has venido, que se acerca a tí, y de repente, sin saber cómo, te conviertes en el primer gerbo autopropulsado, con tan mala suerte que te estrellas contra el tipo ese, Erik, y te das una hostia tremenda contra su cara. Y aún atontado por el impacto, te das cuenta de que todo está ardiendo, de que has debido de ser un villano porque estás ante un infierno dantesco donde se bailan danzas macabras al son del fuego y con el grito de ¡armaggeddon!!! Ya lo decía tu madre, que te quedaras en la granja, con las vaquitas, que era todo más tranquilo.

PERO. Te has convertido en el primer gerbo espeleólogo-volador-frito de la historia. Es el precio de la fama.


Alvin