29/7/09

Friki-Ocio Veraniego #3: pequeños grandes juegos

Y en nuestro especial de entretenimiento veraniego para el friki ocioso toca hoy hablar de dos juegos recién salidos para nuestras consolas portátiles, ya que incluso en la tumbona de la playa, en nuestra toalla junto a la piscina, o en el vagón del tren rumbo a nuestras merecidas vacaciones, etc. no podemos dejar de buscar algo de ocio acorde con nuestros gustos de avezados frikis de pro.

The Legend of Zelda: Phantom Hourglass (DS)
En Nintendo no todo son Marios, Pokemons y Brain Trainings, ¡gracias al señor! (a Mr. Miyamoto quiero decir) que hallá en los ochenta nos trajo a Link y su interminable búsqueda para rescatar a su amada. En este caso haciendo uso de las dos pantallas de la potátil de Nintendo, que se llenarán de puzzles, mini-juegos, pruebas, acertijos y aventuras que a buen seguro te engancharán estas tardes de sopor veraniego (¡recuerda que ya no hay Tour!) en tremendas batallas armado con tu ingenio y con tu sylus.

Un vistazo:


Monster Hunter Freedom Unite (PSP)

Y aunque me muera por hablaros de unas joyas llamadas Patapon, creo que lo que se impone es un juego que mantenga el nivel de vicio alto durante todo el verano, a poder ser con toques de aventura y rol, retos imposibles y la posibilidad de jugar en red con otras psp; y ese sin duda es esta nueva maravilla de la saga Monster Hunter que, para los que no la conozcáis, nos pone en la piel de un cazador de leyenda que persigue y da caza a criaturas mitológicas y prehistóricas cumpliendo misiones que varían según una cuidada curva de dificultad, basando en parte su gran éxito en la capacidad de personificación de nuestro armamento según las presas que hallamos atrapado, hasta tal punto en que en un momento del juego si comparásemos con otro amigo, nuestros héroes no se parecerían en absoluto, ni tampoco su manera de obtener victorias. Gran adicción que a buen seguro os acompañará después del verano pues como si de una mezcla Diablo/Warcraft se tratara ya que tiene misiones casi infinitas ¡y en una portátil!